Museo Casa Dulcinea del Toboso. La Mancha, Cervantes y El Quijote

La Mancha es la tierra de El Quijote, y El Toboso, la patria chica de uno de sus más célebres personajes: Dulcinea.

El Toboso es un pueblo Quijotesco y Cervantino. Aquí se encuentra la casa que, según la tradición, perteneció a la familia de la persona en que se inspiró Miguel de Cervantes para crear el personaje de Dulcinea.

Hoy, este edificio es el Museo-Casa Dulcinea del Toboso, ambientado como una casa manchega del Siglo XVI, y uno de los tantos recursos turísticos relacionados con Cervantes y con El Quijote que alberga la localidad toledana.

Museo Casa Dulcinea del Toboso

Ana Martínez Zarco de Morales sería, según la tradición, la persona en que se inspiraría Miguel de Cervantes para el personaje de Dulcinea del Toboso.

El edificio que pertenecía a su familia, es hoy el Museo Casa Dulcinea del Toboso. Se trata de un museo ambientado en una casa manchega de labranza del Siglo XVI, época de Miguel de Cervantes (La primera parte de la obra El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha se publicó en el año 1605).

En el Museo de Dulcinea del Toboso encontramos una distribución, utensilios y mobiliario de esa época, lo que supone en si mismo un viaje al pasado, que nos ayudará a alcanzar a comprender como vivía una familia de La Mancha en esos tiempos.

Interior del Museo Casa Dulcinea del Toboso.
Interior del Museo Casa Dulcinea del Toboso

El museo. Museo Casa Dulcinea del Toboso

El Museo de Dulcinea del Toboso está dispuesto como lo estaría originalmente una casa manchega de labranza del Siglo XVI.

Las diferentes dependencias del museo albergan mobiliario y utensilios propios de esa época, el Siglo XVI, y son muy numerosos. Cerámicas, cesterías, útiles de hierro y cobre…

Encontramos en el museo, además de la zona en la que la familia hacía vida, otras estancias como la bodega, con sus tinajas y desgranadora de uva, o el huerto. Y herramientas propias de los oficios habituales en La Mancha, como aperos de labranza y de caballería, o utensilios para la elaboración de queso.

En el patio de la casa, destacan un carro, una galera, y una prensa de aceite de gran tamaño.

El conjunto, hace del Museo Casa Dulcinea del Toboso, un museo etnológico, además de un espacio Cervantino y Quijotesco. La visita nos permite conocer como vivía una familia del Siglo XVI, así como los usos y costumbres de la época, y los oficios propios de este periodo en La Mancha, basados principalmente en la agricultura y la ganadería.

El edificio. Museo Casa Dulcinea del Toboso

El edificio en que se encuentra el Museo Casa Dulcinea del Toboso es un caserón de labranza del Siglo XVI, conocido popularmente como la Casa de la Torrecilla, debido a que la casa culmina en una torre. Es, en sí, un buen ejemplo de casa de familia “adinerada” de la época.

La casa perteneció a la familia Martínez de Zarco Morales, una de las más ilustres de El Toboso y, según la tradición, en tiempos de Cervantes vivían en ella Don Esteban y Doña Ana, quien serviría de inspiración para la creación del personaje de Dulcinea del Toboso. En la fachada se conservan los escudos heráldicos de la familia.

El edificio mantiene buena parte de su estructura original y, a pesar de los cambios sufridos durante sus siglos de historia, mantiene elementos y el carácter de la casa de un hidalgo de La Mancha, con sus corrales, patios, pozos, molino, bodega, palomar… Está declarado como Monumento Histórico-Artístico.

El personaje: Dulcinea del Toboso

Dulcinea del Toboso es uno de los personajes más célebres y reconocibles de la universal obra de Miguel de Cervantes: El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha.

El personaje de Dulcinea está imaginado por Don Quijote, sobre la figura de Aldonza Lorenzo, labradora de El Toboso.

Como curiosidad, ni Dulcinea del Toboso (que en la novela, solo existe en la mente de Don Quijote), ni Aldonza Lorenzo (que en la novela, sí que es un personaje real), aparecen físicamente en la obra Don Quijote de La Mancha

Con el convencimiento de que todo caballero precisa de una dama, Don Quijote concibe en su mente a su propia dama, y a la que procesa gran devoción, Dulcinea del Toboso. Se trata de un personaje esencial en la novela de Cervantes, pues Don Quijote dice necesitar de una dama a la que encomendarse, como buen caballero andante, y bien que lo hace en cada una de sus aventuras, con Dulcinea, a la que llega a denominar “Emperatriz de La Mancha”.

Se trata de un personaje muy singular, de la universal obra de Cervantes. No existe camino corto, solo es posible comprenderlo, disfrutando de la lectura de la universal novela “Don Quijote de La Mancha”.

Turismo en El Toboso. Qué ver y hacer.

El Toboso está cargado de atractivos para el visitante, en su mayoría ligados con la tradición cervantina y quijotesca, y, por lo tanto, manchega.

La popularidad le viene a El Toboso por la obra de Miguel de Cervantes “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha”, y uno de sus más populares personajes, del que venimos hablando en este artículo, “Dulcinea del Toboso”. Estos motivos han atraído durante siglos, y atraen en la actualidad, a amantes de la literatura.

En el Toboso, además de su disposición y arquitectura de pueblo manchego, encontramos atractivos, además del Museo Casa de Dulcinea. Por ejemplo, el Museo Cervantino o el Museo del Humor Gráfico Dulcinea.

Mas allá de El Quijote, otros puntos de interés como el Museo-Convento de Trinitarias, con una importante colección de pinturas e imaginería religiosa, o la Iglesia Parroquial de San Antonio Abad, situada en la bonita Plaza Mayor. En El Toboso encontramos también la Casa Museo «María Pilar Venegas», con pinturas al óleo de la propia fundadora, o la Sala de exposiciones Domus Artis.

En cuanto a eventos, destacan las Jornadas Cervantinas de El Toboso, en honor a Dulcinea, que se celebran cada año en el fin de semana más próximo al 23 de abril, día del libro.

Plaza Mayor de El Toboso (La Mancha)
Plaza Mayor de El Toboso

Desde El Toboso nos animan a recorrer la localidad de manera tematizada, en diferentes rutas. La Ruta nocturna, la Ruta monumental, la Ruta de los pozos, y la Ruta literaria (esta última, de acuerdo a las descripciones hechas por Miguel de Cervantes en el capítulo nueve de la segunda parte de El Quijote).  Encontramos, por lo tanto, diferentes maneras de disfrutar de la localidad, de su rica historia y de su rico patrimonio.

Muy cerca de El Toboso, y sin alejarnos de lo Quijotesco y lo Cervantino, lugares como Alcázar de San Juan, Campo de Criptana o Argamasilla de Alba, donde se encuentra la Casa y Cueva de Medrano. En su conjunto, opciones para todos los gustos y que satisfarán especialmente a amantes de la literatura, y especialmente de Miguel de Cervantes y su universal obra.

Cómo llegar a El Toboso

 Más información sobre el Museo Casa Dulcinea del Toboso

Más información sobre El Toboso y sus recursos turísticos, en la web: eltoboso.es/turismo

De especial interés, las rutas turísticas propuestas, para descubrir y disfrutar de El Toboso: eltoboso.es/turismo/rutas-turisticas

Artículos relacionados

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Escríbenos a hola@alamanchamanchega.com

¡Síguenos!

Lo más visto

Lo último